EL ADOBERO RADIO

14 de noviembre de 2015

¡MI EXPERIENCIA CON LAS COMPUTADORAS! (Segunda parte)

El Adobero

Por gestiones del Director de la Escuela de Ingeniería en esos tiempos; el Ing. Antonio Sánchez Hernández se instaló en nuestra rectoría una computadora, una máquina IBM 1130.



 
Google Images

En un gran espacio de aproximadamente 60 m2, con aire acondicionado, ya que el calor de sus circuitos y bulbos era muy grande.








Google images
Esta gran máquina se alimentaba y programaba en leguaje Fortran IV con tarjetas perforadas. Un gran acontecimiento para Querétaro.




El Adobero
El primer jefe del Centro de Cálculo fue en Ing. Jesús Pérez Hermosillo, del que recuerdo como una anécdota que uno de los primeros programas que implementó fue el general una tabla de logaritmos con 10 decimales, ya con el programa corrido dicha labor tardó dos horas, cuando el maestro emérito que había pasado 5 años calculando a mano los de 6 cifras aún no había terminado su gran tarea… Diabólica comparación.

Un compañero de la Escuela de Ingeniería fue el jefe del departamento del Centro de Cálculo de la Universidad, Carlos Alvarado Ballesteros “Carlitos”. Un gran apoyo cuando estábamos haciendo nuestras prácticas de programación en esa máquina en lenguaje Fortran IV.

Esta máquina tenía un tablero luminoso con puntos de luz, podrían ser los precursores de los leds, que dependiendo de los que se prendieran, Carlitos nos interpretaba el mensaje que la máquina nos enviaba en lenguaje binario. “0” o “1”, encendido o apagado.

En el año de 1974, tuve mi primera experiencia con una calculadora de escritorio Burroughs programable a través de tarjetas magnéticas con un lenguaje exclusivo de esa máquina.

Con esa incipiente computadora realizábamos las rutinas contables y administrativas del sistema de construcción de escuelas en Querétaro.

El Adobero




En el año de 1975, como parte del contenido de nuestra tesis profesional de ingeniería civil, en equipo con Aldo Alfaro González incluimos el capítulo de programación, para calcular precios unitarios de obras, para la computadora IBM 1130 de la Universidad.






El Adobero





Con tarjetas perforadas, instrucción por instrucción, dato por dato, una incipiente base de datos, pero fue el primer paquete para calcular precios unitarios de obra hecho por computadora en Querétaro.






Por el año de 1980 llegó al CAPFCE, dependencia encargada de la construcción de escuelas, la primera publicación del tabulador general de precios unitarios de obra y sus correspondientes análisis de cada concepto, el primer paquete de precios unitarios que yo conocí en México. Muy parecido en su metodología al que habíamos iniciado en nuestra tesis profesional.

Con esto y la nueva Ley de Obra Pública en México, se hizo necesario el uso de paquetes de precios unitarios para poder participar en los concursos de obra pública.

Mi vocación fue seguir trabajando como constructor, supervisor de obras, proyectista, etc. no como programador.

Sin embargo, mi vida siempre siguió ligada a la historia de las computadoras y así sigue hasta la fecha.

Google Images
Por el año de 1982 como curiosidad se me ocurrió comprar una computadora que vendían en el centro comercial Aurrera de la ciudad de México, D. F. (aún no existían estas tiendas en Querétaro). Una Commodore 16. Al leer el manual del operador descubrí que se podía programar en lenguaje Basic. Pero que complicación no se grababan los programas porque solo tenía 16k de memoria…

Google images



Seguí investigando y me hice de la Commodore 64 ya se podía adquirir con una unidad de disco flexible, flopy para discos flexibles de 5-1/4´´, ahí si se podían almacenar los programas y los cargabas cada que los ibas a usar.




Google images
Con la Commodore 128 ya pude tener dos unidades para disco flexible. En una tenía los programas que yo mismo desarrollaba, precios unitarios, diseño de estructuras, contabilidad… y en la otra los archivos de datos que usaban esos programas.

Esas eran realmente computadoras para juegos y yo las emplee para trabajos de ingeniería.


Google images
Con el paso de la modernidad, me metí a computadoras más comerciales, en esos tiempos en México existía una marca muy accesible la Printaform. Con la facilidad que te armaban máquinas de acuerdo a tus necesidades, en capacidad y en costo.

Más adelante llegó a mis manos una computadora ACER AT, con monitor a colores, unidades de disco de 3-1/2´´ impresora matricial. Paquetes de programas comerciales de bases de datos y procesador de textos Lotus. ¡Una maravilla!

En ese tiempo, mi sobrino Fernando me ayudaba mucho con este universo de las computadoras, desarrollando y programado herramientas para mi trabajo.

 
Google images

Las computadoras 286, 486 con sus monitores y sus caracteres verdes.

Google images


De ahí un brinco a la Pentium 1, la Pentium 2, Pentium 7…

En el año de 1992, me tocó iniciar la dirección de la construcción de algunas obras viales y puentes en la ciudad de Querétaro, Qro.

Los primeros puentes que dirigí fueron proyectados dibujando a mano y cuando mucho calculados mediante alguna herramienta de Lotus o algún otra hoja de cálculo, así dirigí algunas obras.

El Adobero

En 1993, me fue solicitada la dirección del Distribuidor Vial Cuesta China.

Un viernes por la noche me citaron en las oficinas de la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado de Querétaro para entregarme el proyecto. Yo esperaba que se me entregaran bastantes rollos de planos dada las dimensiones de la obra y… oh sorpresa, me entregaron dos cajitas cuadradas llenas de disquetes de 3 1/2 ¨¨.

Le dije al director de proyectos - oye ¿y los planos? , me contestó - ahi van en esas cajitas. Y eso, ¿qué es?- vienen en AutoCad... Y se necesita que se tengas el trazo para el lunes temprano, ya que ese día llegará la maquinaria.

Ahora sí... ¿Que jijos es eso? .- ¿No lo tienes?- Ni la menor idea.

Primero obtenerlo, luego comprar una computadora que lo soporte, luego estudiarlo para saberlo usar o por lo menos leer para poder pasar la información.

Como quiera me proporcionaron un juego de planos impresos en planta.

 
El Adobero
Además, se tenía que proporcionar los datos en coordenadas UTM para que la brigada de topografía hiciera el planteamiento con un aparato de topografía que se llamaba Estación Total, y mediante equipos de radio comunicación se les proporcionarían los datos para que desde un ligar que le llamaban estación  base se hiciera el trazo mediante rallos laser... ¡Inventos del demonio!

Pues mientras averiguábamos de qué se trataba, me di a la tarea de resolver el problema del trazo con hojas de cálculo de lotus y posteriormente de Works. Tomando solamente los datos base del proyecto impreso.

El Adobero


Trigonometría básica para el cálculo de las coordenadas de cada punto del proyecto y la información para que los topógrafos hicieran el trazo. Pero era algo nuevo y así fué como sin autoCad logramos tener el trazo inicial de esa obra.




Poco a poco conocí el AutoCad y posteriormente el CivilCad. Herramientas indispensables hoy en día para el proyecto y la dirección de obras.

Algunos amigos proyectistas nos apantallaban con el uso del Terramodel, paquete de ingeniería para el proyecto de vías terrestres. Una maravilla.

Todos mis cálculos y mi control de obra los llevaba en Works. Desarrollamos unas aplicaciones en las que se calculaba todo el control geométrico, desde los levantamientos topográficos hasta el cálculo de volumetrías de obra, pasando por el dibujo correspondiente con los gráficos de Works.

Unos dos años después me hice del paquete de Microsoft Office; hoja de cálculo, procesador de textos, herramienta para presentaciones, y una base de datos que posteriormente me sirvió mucho: el Access.


El Adobero
Rápidamente trasladamos las aplicaciones que teníamos en Works a Office y fue como logramos dirigir y controlar las grandes obras que se desarrollaban en Querétaro en esos tiempos.

Todo lo hacíamos en computadoras PC de escritorio…



Por allá del año 2000, nos llegó, otra vez la modernidad, y vimos que nos urgía una computadora más versátil que pudiéramos trasladar fácilmente del campo a las oficinas o a las oficinas de nuestro cliente…

Imagen actual, aún existe este equipo                     El Adobero

Nos llegó la primer Notebook.



Continuará…

"PENSAMIENTO POSITIVO"

2 comentarios:

  1. Muy buena crónica, sólo para ilustrar la amenidad también hay que poner fotos tuyas en esas fechas, aunque no sean frente a las computadoras, sino de contexto.
    Saludos PioX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pascual por tu sugerencia, deja ver si tengo... Ya llovió.

      Eliminar

COMPARTE CONMIGO TUS COMENTARIOS...